viernes, 22 de octubre de 2021

Escorpio, signo de muerte y resurrección

 


Una de las más conocidas novelas del escritor alemán Hermann Hesse, “Demian”, narra el proceso de intensa transformación que vive el joven Emilio Sinclair, personaje central de la obra: nos habla de sus miedos y arraigos, sus crisis, sus turbulentas emociones y su deseo de “volver a nacer” dejando atrás sus ataduras del pasado.

 

Al inicio del libro encontramos esta frase: “Para nacer hay que destruir un mundo”. Así como el pájaro que nace destruye el huevo, el niño “rompe fuente”, abandona la cálida protección del vientre materno para nacer a la aventura de la vida mundana.

 

Todo esto se relaciona con la misión fundamental de Escorpio, signo en que el Sol hace su entrada este sábado 23 de octubre a las 12:52 de la madrugada, hora de Venezuela (04:52 hora universal). Al activarse la energía escorpiana, el ambiente nos dispone para intensos cambios, donde debemos “destruir un mundo” y prepararnos para nacer de nuevo.

 

Esta tarea no debe atemorizarnos, al contrario, esa es la esencia de la vida. Morir y nacer son los extremos que se tocan. Morir es igual a no haber nacido, y justamente ese estado de muerte es el que permite que algo nazca.

 

Por eso la muerte no es el fin, es la transformación o transmutación. En ese proceso de cambio debemos desprendernos de algo que ya no nos sirve, que ya nos molesta o nos hace peso, debemos permitir la “muerte” de una situación, para dar paso a lo nuevo, para regenerarnos, para vivir nuevas experiencias y evolucionar.

 

Algo así ocurre en nuestro propio organismo: cada semana mueren células y nacen otras y eso permite que nuestro cuerpo se regenere, y cuando ya el cuerpo cumple su ciclo, la muerte nos permite nacer en otro plano más elevado, porque en realidad “nada muere, todo se transforma”.

 

En tiempos de Escorpio aprendemos por tanto a soltar los apegos, a aceptar los cambios luego de un período de “crisis”, es tiempo de perdonar, limpiar, soltar, para emprender el nuevo camino ligero de cargas. Plutón, el planeta regente de Escorpio, es el que destruye y nos deja el terreno limpio para que luego podamos construir lo nuevo.

 

Escorpio es el signo de la evolución, por eso se le asocia a tres animales: la serpiente, que es el estado menos evolucionado y de bajas pasiones; el escorpión o alacrán, que representa un grado un tanto más elevado de evolución, y finalmente el águila, que es cuando finalmente alzamos el vuelo y nos remontamos a las alturas de la espiritualidad, y desarrollamos una poderosa visión interna que nos permite ver la verdad a través de las apariencias.

 

Escorpio representa la fuerza del deseo que mueve montañas, él nos enseña que nada es imposible si de verdad lo deseamos con intensidad, y también nos enseña a callar, porque cuando de verdad deseamos algo hay que callarlo para resguardar energías que nos permitan tener una mente poderosa para visualizar y concretar lo que de verdad queremos.

 

El planeta que rige a Escorpio es Plutón, que representa las transformaciones radicales; es el ave Fénix que renace de sus cenizas, la lava del volcán interno que explota cuando al no transformar lo negativo en positivo, no aguanta y se producen el terremoto y la devastación a nuestro alrededor.

 

Ilustración: Pedro González Rondón

http://galeriapetrograph.blogspot.com/

 

 

CONSULTAS ASTROLÓGICAS

 

 



POSGRADO ASTROLÓGICO POR WHATSAPP

 

 


 

 

sábado, 16 de octubre de 2021

Planetas directos: ¡Empujón energético!

 


A partir del 18 de octubre, contaremos un con un gran “empujón energético” que dinamizará el ambiente, y por lo tanto todo lo que emprendamos se irá dando de una forma más fluida, habrá una especie de “aceleramiento”, más acción, más decisión, más rapidez y contundencia en los acontecimientos.

 

Varios planetas, casi al mismo tiempo, han concluido o están por concluir su fase de retrogradación; todos ellos estarán en su movimiento directo, y todo aquello que se ha estado gestando en diversas instancias, comenzará a manifestarse, a concretarse.

 

Mercurio, el astro de la comunicación, cuyo efecto al retrogradar sentimos con más fuerza, empieza a avanzar de nuevo en el zodíaco este lunes 18 de octubre a las 11:11 de la mañana, hora de Venezuela (15:11 hora universal).

 

Sabemos que el movimiento retrógrado de Mercurio altera las comunicaciones, y para quienes no creían que esto pudiera ser algo real, esta última retrogradación mercuriana nos dejó como recuerdo, la gran caída de las redes sociales Facebook, Instagram y WhatsApp.

 

Ahora que Mercurio vuelve a avanzar, la ocasión será propicia para que se concreten cambios en las plataformas y condiciones de uso de estas redes sociales. En general, el avance de Mercurio favorece las comunicaciones y el entendimiento entre las personas.

 

El mismo día en que Mercurio vuelve a avanzar, también lo hace Júpiter unas horas antes (00:55 de la madrugada, hora de Venezuela, es decir, 04:55 hora universal).

 

Este astro al avanzar movilizará nuevas ideas, ideas que se han venido gestando y que ahora encuentran el momento propicio para ser divulgadas, generando en muchas personas, una nueva manera de pensar.

 

Días antes, dos astros también cesaron en su movimiento retrógrado y se pusieron directos: Plutón comenzó a avanzar el pasado 6 de octubre, favoreciendo la concreción de procesos de transformación que se han estado gestando; y Saturno también avanzó desde el 11 del mismo mes, dando un ambiente propicio para concretar proyectos que se han estado planificando en los últimos meses.

 

Solamente dos astros quedan en fase de retrogradación: Urano, el renovador, que mantiene en estado de gestación lo que luego se convertirá en cambio radical, y Neptuno, el que mueve las energías espirituales, y que en retrogradación nos toca en lo interno, nos inspira, para que después se manifiesten esas energías con nuestros actos creativos.

 

Bajo estas energías mayoritariamente de avance planetario, ocurre una Luna Llena en Aries este miércoles 20 de septiembre a las 10:58 de la mañana, hora de Venezuela (14:58 hora universal).

 

La Luna Llena nos da exaltación psíquica y potencia nuestras energías creativas, y en medio de tanta fuerza energética, y en un signo de tanto empuje y acción como lo es Aries, será favorable dar inicio a todo nuevo proyecto que hayamos estado planificando, o dar aún más empuje, entusiasmo y emoción a todas las actividades que ya venimos desarrollando.

 

Ilustración: Pedro González Rondón

http://galeriapetrograph.blogspot.com/

 

CONSULTAS DE ASTROLOGÍA

 

 


 

CURSO DE ASTROLOGÍA POR WHATSAPP

 



domingo, 10 de octubre de 2021

Nueva Esparta: Un toro sobre la mar

 


En esta ocasión haremos un breve análisis de la carta astral del estado Nueva Esparta, Venezuela, muy conocido en el mundo por su potencial turístico. Esta región venezolana la componen las islas de Margarita, Coche y Cubagua.

 

El estado Nueva Esparta tiene su carta astral regida de manera muy poderosa, por las energías del signo Tauro. La carta astral neoespartana está basada en su fecha histórica más relevante, que es la del 4 de mayo de 1810, cuando se sumó a la causa independentista venezolana contra el imperio español.

 

Tauro es un signo de tierra, y por tanto con gran sentido práctico, y esa energía está impregnada en el estado y le da a su gente una gran firmeza; es un estado insular, está rodeado de agua, pero el temperamento de tierra le permite mantenerse sólido en medio de la mar de las emociones.

 

La razón por la que las energías de Tauro son tan intensas para Nueva Esparta, es que al momento en que se dieron los hechos históricos del 4 de mayo de 1810, una gran aglomeración de planetas se posaba sobre esta franja del zodíaco.

 

Seis astros estaban en Tauro para esa fecha y día: el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte y Júpiter, por lo tanto las características de este signo se encuentran muy acentuadas en esta región.

 

Esto hace que el neoespartano se tome las cosas con calma, con parsimonia, puede que tarde en iniciar sus labores, pero una vez que arranca, su capacidad de trabajo es grande. Tiene una gran fuerza de voluntad, es firme en sus convicciones, y sobre todo, es muy productivo.

 

Bajo estas energías de Tauro, no se pueden esperar decisiones precipitadas, ya que este es un signo muy reflexivo, y por eso se toma su tiempo para decidir sus asuntos.

 

Sin embargo, esa estabilidad taurina en la carta astral de Nueva Esparta, tiene un elemento disonante, que rompe con ese esquema de estabilidad, conservador y calmado que tiene este estado.

 

Se trata del planeta Urano, el astro de las sorpresas, de lo imprevisto, de la innovación y la vanguardia, que en la carta astral de Nueva Esparta, se encuentra en el signo opuesto a Tauro, es decir, Escorpio, justo frente al Sol neoespartano.

 

Esta configuración astrológica hace que en ocasiones, Nueva Esparta rompa con esos esquemas de estabilidad y tranquilidad, y genere cambios radicales, procesos de renovación y modernización muy fuertes.

 

Aproximadamente cada siete años, Nueva Esparta vive esos procesos modernizadores que lo sacan de su rutina, pero cada 41 años, esos procesos se tornan aún más intensos.

 

Después del primer grito independentista venezolano en el Cabildo de Caracas el 19 de abril de 1810, la primera provincia en reaccionar y sumarse a la causa de la Independencia de Venezuela, fue la de Margarita, decisión tomada en su Cabildo del 4 de mayo del mismo año.

 

Si en ese momento, la provincia hubiese actuado bajo las energías de Tauro, habría adoptado una posición más conservadora, y tal vez se hubiese demorado más en sumarse a la causa de la Independencia; pero en ese momento, el efecto de Urano desde Escorpio frente al Sol en Tauro, dio el empuje a la acción revolucionaria de los líderes margariteños de la época, que se adelantaron a los líderes de otras provincias para ser la primera región en sumarse a la Independencia declarada en Caracas.

 

Justo en estos momentos, Nueva Esparta está viviendo uno de esos ciclos especiales en los que la influencia de Urano llega con intensidad, por tanto, está proclive a procesos de cambio radical, renovación a fondo, modernización, eventos sorpresivos y situaciones que le lleven a la vanguardia de lo que puede ocurrir en todo el país.

 

Y es que en estos momentos Urano está en Tauro y se encuentra sobre el Sol de la carta astral de Nueva Esparta, activando la oposición con Urano en Escorpio de la carta neoespartana, y a su vez, ese Urano se conecta con Urano de la carta astral de Venezuela y con el Sol del país.

 

Nueva Esparta estará viviendo situaciones fuera de lo común, que la llevarán a colocarse en un nivel protagónico como región venezolana.

 

 

Ilustración: Pedro González Rondón

http://galeriapetrograph.blogspot.com/

 

Consultas y cursos de Astrología: +58 4148206763

 

Instagram: @gea_instituto

 

Twitter: @pgonzalezsilva

 

 


 

 

 

 

 

 

sábado, 2 de octubre de 2021

Un Proyecto Político-Espiritual

 


Solamente por esta ocasión, me aparto del tema exclusivamente astrológico (aunque como profesional de esta disciplina haré referencias sobre las influencias planetarias del momento), para compartir con ustedes, mis queridos lectores, esta nueva experiencia a la cual nos enfrentamos con entusiasmo.

 

Algunos años atrás, intentamos dar vida a un proyecto político espiritual que en ese momento no pudo germinar. Pero la idea quedó allí sembrada, y ahora, se ha plasmado en un proyecto que ha cobrado vida, con la postulación de quien esto escribe (Pedro González Silva, periodista y astrólogo) como candidato a la Gobernación del estado Nueva Esparta, Venezuela.

 

Estamos convencidos de que cuando concebimos una idea, y creemos en ella con firmeza, perseverancia y fe, más temprano que tarde, esa idea se convertirá en un hecho tangible.

 

Hablamos de un proyecto político-espiritual, porque nuestras propuestas no solamente prestan atención a los problemas básicos de la ciudadanía, sino que van más allá, en procura de enaltecer nuestra condición de seres humanos, por lo que no solamente nos interesa buscar soluciones a los problemas materiales, sino que también podamos generar bienestar espiritual en la comunidad.

 

Nos hemos definido como una fórmula de oposición verdadera, que desea, no cambiar a unas personas por otras, sino lograr un cambio profundo en las políticas gubernamentales y en la manera de comportarse de aquellos que están en el poder.

 

Los que detentan el poder actualmente han envilecido el espíritu de la población, generando conductas egoístas en todos los niveles, como el “bachaquerismo” (reventa de productos con fines especulativos, aprovechando la escasez de los mismos) y la especulación de precios desmedida en los comercios; y ese envilecimiento ha llegado a arropar a la mayoría de líderes que se dicen opositores, pero que se comportan casi que de la misma forma que el oficialismo.

 

Cuando hablamos de un proyecto espiritual, no se trata de ser “comeflores”, se trata de rescatar la dignidad de la persona y generar el bien común de una forma solidaria.

 

Tenemos que abordar los problemas que afrontamos en forma creativa; en primer lugar, debemos manifestar que creemos en el poder del voto, que es la verdadera fuerza del pueblo, el que cambia gobiernos, incluso de aquellos que hacen uso ventajista del poder y que se comportan en forma autoritaria.

 

Desde las regiones podemos generar el cambio, no solo dejando de manifiesto un voto de protesta contra el gobierno, sino además realizando gestiones que se atrevan a ir más allá de fórmulas trilladas.

 

Hablamos de propuestas creativas que pensamos desarrollar, tales como conformar coordinadoras de juntas de condominios y cooperativas vecinales, que ataquen el problema de los servicios públicos, e incluso de la alimentación y salud, de una manera diferente, de una forma solidaria, que puede permitir aminorar los efectos de la inflación, y reducir un tanto los efectos de la ineficacia gubernamental con los servicios públicos y el área asistencial.

 

Pero también hablamos de un proyecto espiritual que nos conecte con mayor fuerza con nuestra condición de seres humanos, a través del desarrollo a fondo de un gran plan (no de actividades sueltas que sólo llegan a una mínima parte de la población), un gran plan que estimule todo nuestro potencial humano, creativo y espiritual, en áreas como la lectura, las artes, la música, el deporte, y las distintas disciplinas psicofísicas.

 

La gran meta es integrar a la comunidad, generar sentido de pertenencia, buscar un cambio de actitud en la ciudadanía, elevar su nivel vibratorio, estimular su potencial creativo, cambiar el estado de hostilidad en que nos tienen sumidos por un estado de bienestar.

 

Estas son algunas ideas que deseaba compartir con ustedes mis lectores, y que me han animado a aceptar la candidatura a Gobernador del estado Nueva Esparta, con apoyo de cuatro organizaciones políticas: Unión y Progreso, Movimiento Republicano, MIN-Unidad y Compa.

 

Decía al principio de este artículo que no dejaría de hacer alguna referencia a mis conocimientos astrológicos, porque son una excelente herramienta para comprender las energías que vivimos en estos momentos.

 

Urano, el astro de la renovación a fondo, el vanguardista y futurista, se encuentra en estos momentos marcando una gran influencia sobre la carta astral del estado Nueva Esparta; en su paso por Tauro (signo de nuestro estado, tomando la fecha del 4 de mayo de 1810) está haciendo conjunción con el Sol del mapa astrológico neoespartano.

 

Esto indica un tiempo favorable para nuevas ideas, para un cambio de rumbo, para un proceso modernizador, para abrirse a proyectos fuera de lo común; es también buen tiempo para sembrar ideas con miras al futuro, es tiempo favorable para una ruptura con el pasado.

 

Bajo estas energías, y primeramente bajo la voluntad de Dios, que es buena, agradable y perfecta, emprendo este reto, esta campaña. Comparto con ustedes las redes por las cuales pueden seguir nuestras actividades, enviar sus comentarios y manifestarnos apoyo. La próxima semana seguiremos analizando las influencias astrológicas como siempre, en nuestro blog El Termómetro Zodiacal.

 

A los que viven en Nueva Esparta, islas de Margarita y Coche, espero contar con su voto, y a los que no viven aquí, les pido su “voto energético”, sus oraciones, que de seguro nos serán de gran ayuda en esta tarea que tenemos por delante. ¡Gracias!

 

Instagram: @unionprogreso.ne

 

Twitter: @up_nuevaesparta

 

Blog: unionyprogresone.blogspot.com

 

Facebook: Up Margarita

 

Correo: unionprogreso.ne@gmail.com

 


domingo, 26 de septiembre de 2021

Relaciones alteradas con Mercurio retrógrado

 


Este lunes 27 de septiembre, a la 1:04 de la madrugada, hora de Venezuela (05:04 hora universal), Mercurio inicia su movimiento retrógrado en Libra, signo que se asocia al amor y a las relaciones humanas; pero el astro de las comunicaciones al retroceder, podría generar desequilibrios en esta materia, por lo que debemos estar muy atentos.

 

Generalmente recibimos la retrogradación de Mercurio como un hecho negativo, pero también podemos recibir de esta fase planetaria, un efecto favorable, porque cada movimiento de los astros se corresponde con algún propósito cósmico que se refleja en nuestras vidas.

 

Por ejemplo, así como el corazón tiene dos tipos de movimientos: sístole, que es la fase de contracción que bombea la sangre al cuerpo, y la diástole, fase de relajación que permite el regreso de la sangre al corazón; y así como la respiración consta de dos movimientos, el de inspiración y de expiración, asimismo los planetas tienen su movimiento retrógrado y su movimiento directo.

 

Cuando un astro está directo su energía vendría siendo como la sístole del corazón, fase en que se exterioriza su energía, y al estar retrógrado, es la diástole, cuando se interioriza dicha energía.

 

En el caso de Mercurio, es la mente y la comunicación que vive un proceso de introversión con el movimiento retrógrado de este planeta. Vemos efectos que percibimos como negativos en esta fase, porque al estar nuestra atención dirigida hacia nuestro ser interno, descuidamos el aspecto externo y falla la comunicación interpersonal y desciende nuestra atención hacia los objetos externos.

 

Sin embargo, son muchas las cosas positivas que podemos esperar de Mercurio retrógrado. En Libra, podemos entrar en un proceso reflexivo que nos lleve a cambios favorables en nuestras relaciones y en la expresión de nuestros sentimientos, aunque también podría provocar desacuerdos e inarmonías, si nos dejamos arrastrar por el impacto que ocasiona la alteración de los procesos de comunicación, que genera Mercurio retrógrado.

 

Es un momento favorable para conectarnos con actividades y procesos creativos, artísticos y estéticos.

 

Este lunes 27 de septiembre, puedes hacer este pequeño ritual de armonización: Lava un cuarzo rosado con agua y azúcar o un poquito de miel, luego prende una vela rodeada de rosas rosadas y coloca el cuarzo al lado de la vela, y te quedas un rato visualizando la llama, mientras envías pensamientos de amor a las personas con las que te relacionas, te caigan bien o no. Luego, coloca el cuarzo en algún lugar de tu habitación que sea relevante para ti.

 

CURSO DE ASTROLOGÍA POR WHATSAPP

Este miércoles 29 de septiembre, inicia nuestra nueva formación profesional en Astrología, en modalidad a distancia, por WhatsApp. Para información e inscripciones puedes escribir al +58 4148206763.

 


 

domingo, 19 de septiembre de 2021

Sol de Otoño, la pérdida como aprendizaje

 


Este miércoles 22 de septiembre, a las 3:22 de la tarde, entra el Sol a Libra, y comienza un ciclo muy especial, cargado de fuertes e intensas energías espirituales, que marcan la segunda mitad del año astrológico y la llegada del equinoccio de otoño.

 

Así como el equinoccio de primavera (entrada del Sol en Aries) marca el inicio del año nuevo astrológico, el equinoccio de otoño (ingreso del astro rey a Libra) indica que entramos en la segunda mitad del año astral.

 

La primavera (que ocurre aproximadamente el 21 de marzo) representa la fuerza del ego, de la individualidad, mientras que el otoño nos trae el declive del “yo”, y el momento es propicio para ceder parte de nuestra personalidad en función de relacionarnos armónicamente con otras personas.

 

El equinoccio de otoño nos trae aprendizajes a través de todo aquello que vamos perdiendo en la vida, nos ayuda a soltar, a entender que la vida es un cambio permanente, que aquello que somos no permanece igual.

 

En otoño caen las hojas, se desprenden del árbol, la naturaleza se prepara para morir en invierno, con la promesa de una nueva vida que llegará en primavera.

 

Algunos pensarán que el otoño en esta fecha es en la latitud norte, mientras que en el sur se produce la primavera; esto es cierto desde el punto de vista climático, pero aquí se trata de las energías internas que se mueven en cada ser humano, y para todos, estemos en el norte o en el sur, se despierta nuestro “otoño interno”, que es el declive del ego. Igual ocurre con las demás estaciones del año: tenemos nuestras primaveras, veranos, otoños e inviernos psicológicos, sea cual sea el clima.

 

Las estaciones del año están asociadas astrológicamente a 4 momentos mágicos: dos equinoccios, y dos solsticios. En los equinoccios el Sol se coloca justo a la altura del ecuador (la línea que divide en dos partes iguales al globo terráqueo), y en los solsticios, el Sol es cuando más se aleja del ecuador.

 

En los equinoccios, los días y noches tienen igual duración, mientras que en los solsticios, uno de ellos nos trae el día más largo, y otro, la noche más larga.

 

En estos cuatro momentos, las energías celestes son mayores, y al momento de ocurrir cada uno de ellos, las influencias astrológicas quedan impregnadas y nos acompañan durante tras meses.

 

Estos 4 momentos mágicos son: equinoccio de primavera (Sol en Aries), inicio del año astrológico y asociado a la resurrección; solsticio de verano (Sol en Cáncer), que trae la purificación interna, el equinoccio de otoño (Sol en Libra), que es el declive del ego, y el solsticio de invierno (Sol en Capricornio), la muerte que lleva al renacer, el espíritu de la Navidad.

 

El Sol en Libra pierde sus cualidades esenciales y se coloca en una posición que astrológicamente se llama “caída”, y que indica que el ego, el centro de nosotros mismos, el ser punto de atención, son características que se debilitan en este tiempo, para dar paso a que los demás sean el foco de atención para nosotros, y que sintamos en carne propia el hecho de que sólo interactuando y dependiendo de las cualidades de otras personas, podemos realizarnos plenamente como seres humanos.

 

El tiempo de Libra es ideal para fortalecer relaciones con las demás personas, de equilibrar la balanza y que nuestros deseos personales no vayan en perjuicio de los otros; es momento de recordar que nuestros derechos terminan donde empiezan los de nuestros semejantes.

 

El equinoccio de otoño es un tiempo mágico. La consciencia que debemos desarrollar sobre todas las cosas que tenemos y a las que podemos acceder gracias a las demás personas, nos llevará a entender que más tendremos, más recibiremos, cuando mayor sea nuestra capacidad y disposición de dar.

 

El otoño es el inicio del declive de la naturaleza, que comienza a soltar lo caduco para una posterior regeneración. En el ciclo humano, este tiempo nos invita a desprendernos del egocentrismo y entender un poco a las demás personas. Es tiempo de conciliar, de ceder, de compartir.

 

RECIBE CON NOSOTROS EL OTOÑO

 

Para recibir las energías de este equinoccio de otoño, efectuaremos un evento desde Porlamar, en donde, Teresa Trejos, y este servidor, Pedro González Silva, hablaremos de estas energías que se activan, a la vez que realizaremos una meditación.

 

El evento: “Equinoccio de Otoño: La pérdida como aprendizaje”, será el mismo día del equinoccio de otoño, miércoles 22 de septiembre; iniciaremos a las 2:30 de la tarde, para recibir la entrada del Sol a Libra.

 

Pueden conectarse con nuestro evento en vivo, a través de nuestra cuenta en Instagram: @gea_instituto.

 

Este evento es en homenaje a Lucibel Pérez, quien reciente y premonitoriamente, nos habló de las pérdidas como aprendizajes de la vida.

 

 Ilustración: Pedro González Rondón

http://galeriapetrograph.blogspot.com/

 

viernes, 10 de septiembre de 2021

Marte en Libra: “Diplomacia de guerra”

 


Marte es el planeta que se relaciona con la forma como actuamos de manera instintiva, es el astro de la acción, marca nuestra forma de caminar, ademanes, la forma como gesticulamos, indica si hacemos las cosas con minuciosidad o de manera apresurada, etc.

 

En otras palabras, Marte es el planeta de la actividad física, de nuestra motricidad, y de acuerdo al signo en el que se encuentra indica si hacemos las cosas con una carga de emoción o de forma fría y calculada, si tenemos flexibilidad o suavidad en nuestros movimientos, o si somos rígidos o toscos.

 

Marte mide nuestro grado de valentía, arrojo y velocidad, y se le asocia a la guerra porque el temperamento que genera este astro es agresivo, impaciente, rudo, impulsivo; asimismo, al estar sujeto a actividades físicas, se le relaciona con el deporte; igualmente se asocia a la energía masculina, a la pasión y la sexualidad.

 

Es el astro que se relaciona de manera más fuerte con el ego, por eso, la palabra clave se del signo que rige, Aries, es “Yo soy”. Por tanto la naturaleza de Marte es egoísta, se centra el satisfacer a nuestro “yo”.

 

El martes 14 de septiembre, a las 8:15 de la noche, hora de Venezuela (00:15 hora universal del 15 de septiembre), Marte entra al signo de Libra, donde permanecerá hasta el 30 de octubre.

 

Cuando Marte transita por Libra, su energía se altera un tanto, entra en un estado cósmico de “exilio”, término astrológico usado para indicar cuando un planeta se encuentra en una franja zodiacal incompatible con sus cualidades.

 

Y es que Libra representa las características opuestas a Marte, porque su planeta regente es Venus, el astro de la feminidad, mientras que el astro rojo lo es de la masculinidad. En Marte domina el “yo”, el egoísmo, mientras que Libra antepone a los demás por encima de sus propios intereses y deseos.

 

Marte es directo, y Libra diplomático; Marte es rudo y Libra sutil; Marte es guerrero, mientras que Libra es conciliador.

 

de energía masculina y extrovertida, mientras que Cáncer de energía femenina e introvertida.

 

Cuando Marte está en Libra se produce un conflicto interno, porque frente a un deseo instintivo de hacer lo que nos dé la gana, está una fuerza contrapuesta que nos ordena buscar consenso o aprobación de los demás, para poder cumplir nuestras metas.

 

Libra obliga a Marte a ceder un poco, pero a la vez la energía marciana desajusta la balanza libra y la saca de su estado de equilibrio.

 

El resultado es un ambiente de cierta tensión, donde existe una confrontación latente pero contenida, y una conciliación forzada, es una manera de hacer “diplomacia ruda” o “diplomacia de guerra”.

 

Entonces, si bien es cierto que Marte ubicado en Libra está en un signo pacífico y diplomático, como se enfrenta a una naturaleza que le es contraria, se altera, y por tanto el ambiente y los hechos adquieren también un tono de alteración, disgusto y confrontación, pero con un muro de contención que obliga a negociar y ceder un poco.

 

Estemos pendientes de los acontecimientos, y en el plano personal, busquemos quemar energías para liberar el estrés y las tensiones; intentemos lograr un equilibrio entre nuestros intereses personales y los de las demás personas.

 

 

Ilustración: Pedro González Rondón

http://galeriapetrograph.blogspot.com/

 

 

CURSO DE ASTROLOGÍA POR WHATSAPP

Felicitaciones a nuestros nuevos Astrólogos. El nuevo curso inicia el 15 de septiembre.