lunes, 6 de julio de 2009

Un eclipse lunar para modificar hábitos y reestructurar nuestras vidas


Pedro González Silva

Este martes 7 de julio, a las 4:53 de la madrugada, se producirá un eclipse lunar. Este fenómeno astronómico se da en fase de Luna Llena, cuando el Sol y nuestro satélite se encuentran en signos opuestos.

El Sol estará a 15 grados de Cáncer, frente a la Luna a 15 grados de Capricornio, y la Tierra se interpondrá entre ambos, bloqueando los rayos solares que deben llegar a nuestro satélite, ocultando su reflejo.

Cuando se produce una Luna Llena entre los signos de Cáncer y Capricornio, se despierta y destaca la necesidad de equilibrar nuestro mundo emocional, buscando el equilibrio entre el control y la disciplina y la expresión de las emociones.

Dicho de otro modo: de Capricornio aprendemos que a pesar de los vaivenes emocionales, debemos mantener una férrea disciplina para alcanzar nuestras metas y perseverar en ellas; y de Cáncer, aprendemos a no trancarnos emocionalmente, dejando fluir lo que sentimos en el momento oportuno.

Este eclipse lunar es importante para los venezolanos, porque en la carta astral de nuestro país, el Sol está en Cáncer y la Luna en Capricornio, al igual que el eclipse que habrá de producirse este martes, de manera que el influjo psíquico y las transformaciones que provocarán el eclipse, tendrán especial intensidad en nuestra población.

Con este eclipse lunar, nuestro mundo psíquico y emocional se remueve desde lo más interno de nuestro ser, para sanar traumas del pasado, modificar hábitos y reestructurar el rumbo de nuestras vidas.

Cuando la Luna está en su fase de plenitud, se libera el poder del subconsciente, quedando en segundo plano la mente objetiva, y al producirse un eclipse lunar, este poder subconsciente es objeto de reacomodo y transformación.

En el mundo subconsciente subyacen hábitos, tradiciones y comportamientos que tenemos arraigados y que se han ido acumulando generación tras generación, así como traumas, fobias y recuerdos.

Un eclipse de Luna favorece una “limpieza” en nuestro subconsciente que nos ayuda a deshacernos de viejos arraigos que ya no nos sirven, nos ayuda a perdonar, soltar, liberarnos de ataduras kármicas, y dejar nuestra mente preparada para su evolución presente y futura, con menos peso del pasado.

SIGNO POR SIGNO

El eclipse lunar marca influencia por pares de signos, ya que es una interrelación entre el Sol y nuestro satélite, que se encuentran en signos opuestos y a la vez complementarios, en este caso Cáncer-Capricornio, desde donde emana sus efluvios al resto de parejas zodiacales. Veamos.
ARIES-LIBRA: Proceso de reestructuración en el ámbito familiar y profesional.

TAURO-ESCORPIO: Una nueva manera de pensar, y comunicar tus ideas.

GÉMINIS-SAGITARIO: Nuevos valores que te llevarán a un alto grado de evolución.

CÁNCER-CAPRICORNIO: Renovación profunda de tu personalidad y de tus relaciones.

LEO-ACUARIO: Se remueve lo más profundo de tu subconsciente y se renueva tu salud.

VIRGO-PISCIS: Cambios en tu círculo social y un nuevo amor que llega.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que pasó campeón, no veo la columna de esta semana!!!

Profvenalum

Chachi55 dijo...

HOLA CUANDO COLOCAS TUS COMENTARIOS DE ESTA SEMANA