sábado, 11 de julio de 2020

Destino de Trump está enlazado a Venezuela


Las señales del cielo con relación al posible cambio político en Venezuela, y el papel que puede desempeñar Estados Unidos en este tema, son muy claras: Donald Trump es el factor determinante para que este cambio se haga posible, pero a la vez, su reelección podría depender de lo que haga en este sentido.

El punto astrológico que da luces sobre este punto es el Nodo Lunar Norte, que marca una misión, un aprendizaje, un destino, y ese punto astrológico nos enlaza con Trump de manera muy poderosa, a través de hechos que parecen inevitables porque están marcados por el destino.

Y justamente en estos próximos meses, se activa con fuerza este destino; el tiempo se acerca, el aprendizaje está en marcha.

Veamos cómo de manera tan exacta está enlazado el destino de Donald Trump con el de Venezuela. El presidente de Estados Unidos es geminiano, su Sol está a 22 grados de Géminis, y su Nodo Norte está a 20 grados de Géminis. Su Nodo está en exacta conjunción con Júpiter a 20 grados de Géminis de Venezuela, es decir, a los liderazgos del país, y en el sector de las relaciones internacionales.

Cuando en una asamblea ciudadana, refrendada por el Parlamento venezolano, el diputado Juan Guaidó fue proclamado como presidente interino de Venezuela, el primer país que se pronunció para reconocer este nombramiento, fue Estados Unidos.

Juan Guaidó tiene su Nodo Norte a 22 grados de Géminis en su área de relaciones internacionales, y el mismo hace conjunción con el Sol de Donald Trump a 22 grados de Géminis, que lo tiene en el área del poder.

El gobierno de Donald Trump ha sido el principal sostén del mandato interino de Guaidó, y lo que pueda lograr este último, depende en un porcentaje muy alto, del apoyo que le dé y de las acciones que tome el primero.

Pero a la vez, el destino de Trump está enlazado a la efectividad de sus actos en el caso venezolano, y en buena medida, lo que pueda lograr, el impacto que puedan tener en su país estas acciones, pueden significar el mejor impulso para su reelección.

Si nos guiamos por este punto del destino, el Nodo Norte, podemos pensar que lo que viene es algo predestinado, y que todo se encamina a que efectivamente Trump sea reelecto presidente, y que casi al unísono, tal vez días antes, pueda ocurrir un cambio político en Venezuela.

Desde principios de junio, el Nodo Norte ha entrado en Géminis, el signo de Donald Trump, y ha activado su destino. Cuando se produzcan las elecciones presidenciales estadounidenses, la misión de vida de Trump (relacionada con el ejercicio del poder) estará plenamente activada, el Nodo Norte estará entre su Sol y su Nodo natales, en la franja geminiana.

Poco antes de las elecciones estadounidenses, el Nodo Norte en Géminis hará exacta conjunción con el Nodo de Juan Guaidó y el Sol de Donald Trump, activando un destino entrelazado entre ambos personajes, que puede definir la carrera presidencial norteamericana, y el cambio político en Venezuela.

En diciembre, se acoplan los puntos del destino de Donald Trump, acoplados con Júpiter de la carta astral venezolana, marcando también eventos que se entrelazan. El último eclipse de Luna que ocurrió frente a los soles de EEUU y Venezuela, indica también sucesos en común que se dan entre ambas naciones.

Todo esto coincide con el gran “katum”, es decir, con la gran conjunción de Júpiter y Saturno que pasará de Capricornio a Acuario, y que marca el inicio de un nuevo ciclo mundial cuyas energías serán propicias para la renovación a fondo de las estructuras políticas, institucionales, legales y sociales en todo el planeta, y que coincidirá con un eventual nuevo mandato de Trump, y un cambio político en Venezuela, si es que nos guiamos por el destino del cual nos habla el Nodo Lunar Norte en Géminis.

LA SORPRESA DE URANO

Dos importantes personajes del grupo que detenta el poder en Venezuela, han anunciado que se han contagiado del coronavirus.

Hemos indagado en la carta astral de ambos: Diosdado Cabello y Tarck El Aissami, y hemos encontrado un  punto el común: el tránsito de Urano por un planeta de sus respectivas cartas astrales.

En el caso de Diosdado Cabello, Urano desde el cielo, a 10 grados de Tauro, hace conjunción en estos momentos con Mercurio de la carta astral de Cabello, a 10 grados de Tauro.

Con respecto a Tareck El Aisammi, Urano desde el cielo, a 10 grados de Tauro, hace en estos momentos oposición a su Marte, a 10 grados de Escorpio.

Urano habla de hechos sorpresivos, inesperados, de reacciones nerviosas, apuradas, de cosas que no se piensan mucho sino que se hacen de pronto, en forma intempestiva, y trae cambios drásticos y repentinos.

CONSULTAS DE ASTROLOGÍA

Carta Astral. Revolución Solar. Tránsitos. Carta Progresada. Sinastría. Contáctanos aquí: +58 414 8206763.


 POSGRADO ASTROLÓGICO





domingo, 5 de julio de 2020

El signo del Cangrejo...


Estamos en el ciclo solar de Cáncer, así que demos un repaso a las características de este signo. Está representado por el cangrejo, animal dentro de cuya fuerte caparazón esconde una suave y delicada piel. Así como el cangrejo camina de lado y hacia atrás, de igual forma los Cáncer suelen no ser frontales, van con mucha cautela en pos de su objetivo, rodeándolo y observándolo hasta que llegue el momento preciso de actuar.

Cáncer es un signo de mucha tenacidad, que no descansa hasta tanto no haya logrado la meta que se trazó; tarda quizás en alcanzarla por esta razón de que avanza sinuosamente, lo que le puede ocasionar que esté durante largo tiempo en busca de un determinado objetivo, pero paradójicamente, una vez que logra esa meta, parece que no le dura mucho el entusiasmo.

Como buen hijo de la Luna, Cáncer es variable, suele tener momentos de mucha exaltación, para después pasar a estados de profundo decaimiento. Es un signo nostálgico, que vive en el pasado, sumergido en un mundo de emociones, lo que le hace a veces muy pasivo.

A Cáncer le cuesta olvidar, más bien se extasía en sus recuerdos, oye la música que le trae de nuevo situaciones del pasado, le gusta visitar lugares que frecuentó en su infancia y le encantan los álbumes de fotos familiares.

Es un signo de marcada sensibilidad, es tan receptivo que las demás personas suelen acudir a los cancerianos en busca de consejos y de protección. Son también altamente susceptibles, y cuando los hieren, no lo dan a demostrar abiertamente, sino que ocultan sus sentimientos y se aíslan.

Cáncer es un signo cardinal, es decir, está al principio de una estación, en este caso el verano. Vale decir que cuando el Sol hace su ingreso a Cáncer, se produce el solsticio de verano, momento en que se da el día más largo del año y la noche más corta.

Los signos cardinales son de iniciativas, les gusta promover, incitar, pero su ánimo decae fácilmente y suelen dejar las cosas por la mitad. Cáncer es también un signo de agua, elemento asociado a la emotividad, es el agua de Juan el Bautista, que nos purifica y renueva.

La Luna, regente de Cáncer, no tiene luz propia, sino que recibe, retiene y refleja la luz del Sol. El elemento agua también refleja la luz y la sombra; estas cualidades de recepción y reflejo son las más sobresalientes de Cáncer.

El poder de recibir y reflejar lo que reciben, da al Cáncer su maravillosa memoria. Es también extremadamente sensible a su entorno. Puede sintonizar con el estado de ánimo de otras personas y sentir una atmósfera, pues están constantemente tomando y absorbiendo todo lo que les rodea.

No es casual llamar a Cáncer el signo de la maternidad, si observamos que la Luna se asocia a la fertilidad y que el ciclo lunar está íntimamente ligado al ciclo menstrual de la mujer.

Muchos de los pertenecientes a este signo, tienen facultades psíquicas y pueden practicar la psicometría, es decir, pueden obtener impresiones vívidas de acontecimientos pasados en relación con objetos y lugares; esta facultad da una cualidad única a la memoria de Cáncer, incluso, aunque no sea practicada conscientemente.

Quizás sea por esta razón que el nacido bajo este signo tenga un interés natural por las tradiciones familiares, la historia antigua y todo lo que pertenezca al pasado. El sentimiento es tan fuerte en Cáncer, que llega a ocupar el lugar de la razón. Selecciona y rechaza de acuerdo con el sentimiento que tiene hacia otras personas y cosas, pues está estrechamente relacionado con el plano anímico.

Este vínculo inconsciente con el plano emocional del alma, lo hace sensible no sólo a las impresiones físicas, sino también a las ideas abstractas. Es frecuente que en su conversación asombre a los otros expresando algún pensamiento de significado profundo.

CONSULTAS DE ASTROLOGÍA

Carta Astral. Revolución Solar. Tránsitos. Carta Progresada. Sinastría. Contáctanos aquí: +58 414 8206763.



POSGRADO ASTROLÓGICO





sábado, 27 de junio de 2020

El Eclipse Lunar de EEUU y Venezuela


Estados Unidos recibirá el mayor influjo del Eclipse Lunar que ocurrirá finalizando el día patrio de esta potencia mundial, pero todo el continente americano estará arropado bajo su sombra. Después de Estados Unidos, quien recibirá la mayor influencia del Eclipse Lunar, será Venezuela.

El Eclipse de Luna en Capricornio, empezará a manifestarse desde las once de la noche del 4 de julio (hora local de Estados Unidos y de Venezuela); el momento central de Eclipse será cuando ya haya comenzado el 5 de julio (fecha patria de Venezuela) a las 12:30 de la noche, hora  local de ambos países, y finaliza a la 1:52 de la madrugada.

El Eclipse de Luna será penumbral (una tenue sombra envolviéndola); el Sol desde Cáncer estará frente a la Luna en Capricornio, lo que marca la fase de la Luna Llena; pero la Tierra se interpondrá entre ambos astros y eclipsará a nuestro satélite.

En Estados Unidos, el efecto del Eclipse será mucho más fuerte, porque ocurre en el grado exacto donde está su Sol. EEUU tiene el Sol a 13grados de Cáncer, y el Eclipse de Luna ocurrirá a 13 grados de Capricornio.

En el caso de Venezuela, la influencia también será grande, pues tiene su Sol a 12 grados de Cáncer, y el Eclipse de Luna lo tendrá enfrente, a 13 grados de Capricornio; además, Venezuela tiene su Luna en la franja capricorniana, y eso también marca un efecto importante.

El día nacional de EEUU es el 4 de julio y el de Venezuela el 5 de julio, y finalizando un día y comenzando el otro, ocurre este Eclipse, cuya influencia ambas naciones compartirán. Entonces, tanto por hacer contacto con sus soles, como por ser visible en ambas naciones, este Eclipse tendrá un poderoso efecto en los dos países.

Cada nación vivirá el efecto del Eclipse según su propio contexto y sus realidades, pero habrá situaciones, hilos del destino, que significarán eventos conjuntos y entrelazados para los dos países.

Cuando la Luna se eclipsa genera ciclos de transformación, que en lo individual se relacionan con nuestro mundo psíquico y emocional, con nuestros hábitos, costumbres y apegos.

En lo colectivo, puede generar cambios en el comportamiento de los pueblos, de sus idiosincrasias, sus tendencias o simpatías en un momento dado; EEUU y Venezuela son países cancerianos y por tanto con fuerte influencia lunar, por tanto un Eclipse de este astro remueve la esencia de ambas naciones, su energía colectiva y sus raíces, pero además, al contactar sus soles, también genera reacciones y transformaciones en sus centros de poder (gobierno, liderazgos).

Durante seis meses podrán desarrollarse los efectos de este interesante Eclipse de Luna, que también puede marcar influencia en otras naciones del continente americano donde es visible, sobretodo en naciones cancerianas como Colombia y Argentina, y en menos medida Canadá, o en naciones capricornianas, como Cuba.

En lo personal, es un tiempo propicio para reestructurar y mejorar nuestras relaciones en el hogar, con la familia, y en lo referente a la adquisición o inversión en bienes inmuebles; es buen momento para dar un viraje en nuestros hábitos, sobre todo en aquellos que nos son perjudiciales; es también una buena oportunidad para trabajar en nuestra estabilidad emocional, en liberarnos de apegos tóxicos y de situaciones del pasado que ya cumplieron su ciclo.

Ilustración: Pedro Enrique González

CONSULTAS DE ASTROLOGÍA

Carta Astral. Revolución Solar. Tránsitos. Carta Progresada. Sinastría. Contáctanos aquí: +58 414 8206763.


 POSGRADO ASTROLÓGICO




sábado, 20 de junio de 2020

Solsticio eclipsado


Este 20 de junio se impregna el cielo con la energía del Solsticio de Verano, el día más largo del año en la latitud norte, pero cuyo influjo psicológico también llega a la latitud sur. Se trata de la entrada del Sol al signo de Cáncer.

A las pocas horas, y en la plenitud del solsticio, se produce un eclipse solar en el grado cero de Cáncer, que generará una especial energía transformadora en este ciclo, y aunque el efecto de los eclipses se prolonga por seis meses, los tres primeros serán los más intensos.

El momento exacto de la entrada del Sol a Cáncer es 5:45 de la tarde del 20 de junio, hora de Venezuela (21:45 hora universal) y el eclipse ocurre a las 2:43 de la madrugada (hora venezolana) del día siguiente, 21 de junio (6:43 hora universal).

La Luna es el astro que gobierna a Cáncer, y es también el que se interpondrá entre la Tierra y el Sol, para eclipsar a este último, por eso, un eclipse solar en la franja canceriana es muy poderoso, ya que no solo genera una renovación de propósitos de vida, sino que además los liga a cambios relacionados con nuestras emociones y hábitos.

Dicho de otra forma, un eclipse solar en Cáncer es como si ocurriera de manera simultánea un eclipse lunar y uno solar.

En las naciones, este eclipse solar puede generar un cambio colectivo en el comportamiento de sus pueblos, en sus idiosincrasias, rutinas de vida, y a través de hechos que generen transformaciones en la opinión pública; los sentimientos nacionalistas estarán alborotados y en lo individual, en cada hogar se pueden vivir cambios en su funcionamiento interno y relaciones entre sus miembros.

Las energías del Solsticio de Verano mueven iniciativas cargadas de fuerza emocional, y un eclipse profundiza esa energía y genera mayor ímpetu, pues se trata de un proceso de renacimiento; es como una gran ola de emociones que impulsará nuevas situaciones en este ciclo.

Ilustración: Pedro Enrique González

CONSULTAS DE ASTROLOGÍA

Carta Astral. Revolución Solar. Tránsitos. Carta Progresada. Sinastría. Contáctanos aquí: +58 414 8206763.



 POSGRADO ASTROLÓGICO






sábado, 13 de junio de 2020

Efectos de la conjunción Saturno-Plutón


A finales del 2019 había grandes expectativas con los efectos que podría causar la gran conjunción de Saturno y Plutón, la cual anunciaba un año 2020 fuera de lo común, un año que podría marcar un hito histórico en la humanidad.

Esta conjunción se dio de manera exacta el 12 de enero pasado. Las fechas en que ocurren conjunciones como ésta, son una referencia, pero no indican el momento exacto de algún acontecimiento.

Generalmente las conjunciones y otros aspectos entre planetas lentos causan efectos a largo plazo y de forma sostenida, es decir, como procesos, más que como hechos puntuales. Los efectos pueden sentirse meses antes y meses después de la fecha de referencia.

Cuando ocurrió esta última conjunción entre Saturno y Plutón en el signo de Capricornio, ya se había manifestado en China el caso del Coronavirus, y poco después de la conjunción fue declarado como una pandemia.

Analicemos ahora el efecto que esta pandemia ha traído desde la perspectiva de esta conjunción entre Saturno y Plutón.

Dicha conjunción ocurrió en Capricornio, signo que tiene que ver con estructuras, metodología, organización, trabajo, y Saturno, es el astro que rige a este signo y por tanto, también tiene que ver con el orden establecido.

Plutón es el planeta de las grandes transformaciones, es el “destructor”, que precisamente acaba con las viejas estructuras, para abrirle camino a que se construya lo nuevo. Plutón destruye y luego regenera, y Saturno, que representa lo edificado, también mueve a la reconstrucción, cuando ya lo viejo se ha desmoronado.

Por eso, más allá del hecho puntual de la pandemia, es importante ver lo que está ocurriendo en sincronía con los efectos de esta conjunción, cuyos efectos se mantienen y se sentirán más cuando Saturno en retroceso regrese a Capricornio y se acerque de nuevo a Plutón, aunque sin llegar a tocarlo; será un “coletazo” final.

Muchas estructuras se han desmoronado, tanto en lo individual como colectivo: estilos de vida, hábitos y rutinas; horarios y modos de trabajar, relaciones personales, modos de pensar; y otras están en proceso de desmoronamiento, tales como sistemas económicos y modelos políticos, instituciones, organismos multilaterales, etc.

Estamos en un proceso de desmoronamiento global de todo tipo de estructuras, que sin duda nos llevará a edificar lo nuevo, que ya está anunciado astrológicamente para fines de este año y principios de 2021, con la gran conjunción que se producirá entre Júpiter y Saturno en Acuario, indicio de una verdadera nueva era para la humanidad.

MIRANDO AL PASADO

En 1914 hubo una conjunción de Saturno y Plutón en Cáncer, y coincidió con el estallido de la primera guerra mundial.

En 1947 ocurrió una nueva conjunción de Saturno y Plutón, esa vez en Leo, y como consecuencia más visible se dio la independencia de la India y la creación del estado de Israel, que se dio al año siguiente todavía bajo esa conjunción.

Aparentemente en 1947, no pasó nada tan relevante como para considerarlo un cambio a nivel mundial, pero si profundizamos, podemos ver que esta conjunción sí marcó un hito importante en esa época; por lo menos así lo sostiene la escritora y periodista sueca Elisabeth Asbrink, quien escribió el libro “1947, el año en que todo empezó”.

Aquí les dejo fragmentos de una reseña de Rubén Aguilar sobre el libro de Asbrink, que si bien no aborda ni conoce el tema de la conjunción Saturno-Plutón de aquel entonces, describe todos los hechos que la llevan a afirmar que en 1947 “todo comenzó”, muy acorde con el renacimiento que anuncia esta conjunción, luego del período destructor que se vivió con la segunda guerra mundial. Veamos.

La escritora y periodista sueca Elisabeth Åsbrink (1965) escribe 1947, el año en que todo empezó (Turner, 2018), que es un reportaje de gran calidad literaria.

Reconstruye lo que fue ese año, mes a mes, a partir de ir colocando cada pieza como se hace con los rompecabezas de miles de unidades.
La autora trata de probar que el hoy que ahora vivimos empezó en 1947. Y ese año es clave para entender lo que ocurrió después. Lo que sucede ahora. El rompecabezas está construido con acontecimientos, grandes y pequeños, y la historia de personas conocidas y otras que nadie sabe de ellas. La colocación de esas piezas da forma a la historia.
En 1945 la Alemania nazi se rinde y acaba la II Guerra Mundial, pero formalmente la capitulación se firma en febrero de 1947. La guerra queda atrás. Surge un nuevo mundo. Nace entonces la Guerra Fría entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. Cada una de las dos grandes potencias mundiales juega a favor de sus intereses.
La independencia de la India y la partición de la colonia inglesa en dos países, la India y Paquistán, ocurre en 1947. También en ese año se elabora la Carta de los Derechos Humanos.
Los fascistas alemanes y de otros países europeos se organizan y con pasaportes falsos logran que los nazis, responsables de crímenes de lesa humanidad, vayan a vivir a Argentina y otros países de América Latina. Es el año de los juicios de Nuremberg y también cuando por primera vez se utiliza la palabra genocidio, para calificar lo que sucedió con los judíos.
Los judíos sobrevivientes al holocausto están desconcertados ¿qué hacer y a dónde ir? Estados Unidos y la Gran Bretaña les cierran las puertas. El sionismo recluta y organiza a los judíos que quieran ir a vivir en la colonia inglesa de Palestina. De manera ilegal ingresan al territorio y se asientan en él. En la ONU se discute qué hacer con Palestina y finalmente se decide la partición del territorio y la creación del Estado de Israel y de Palestina. Se fundan los Hermanos Musulmanes en Egipto, que por primera vez plantean la yihad, para expulsar a los judíos de Palestina.
Ilustración: Pedro Enrique González

CONSULTAS DE ASTROLOGÍA

Carta Astral. Revolución Solar. Tránsitos. Carta Progresada. Sinastría. Contáctanos aquí: +58 414 8206763.


 POSGRADO ASTROLÓGICO POR WHATSAPP

Técnicas Avanzadas. Dirigido a astrólogos y estudiantes de último nivel. Información: +58 4148206763.



sábado, 6 de junio de 2020

El Nodo y Mercurio (R) activan destino de Trump


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, nacido un 14 de junio, pertenece al signo de Géminis, franja zodiacal por la que el Nodo Lunar Norte ha iniciado su recorrido el pasado 4 de junio.

En este mismo signo, Trump tiene en su carta astral al Nodo Lunar Norte, que además, está ubicado cerca de su Sol natal, en la casa astrológica número 10 (Medio Cielo), relacionada con el poder, la proyección pública, el liderazgo y la gerencia.

Resulta relevante, como con un toque de predestinación, el hecho de que para la fecha de las elecciones presidenciales en EEUU, el Nodo Lunar esté retornando a la zona donde Trump tiene su Nodo y su Sol.

Tomando en cuenta que el Nodo Norte nos habla de la misión de vida de una persona, entonces podemos prever que para esa fecha electoral, el mandatario estadounidense estará dando un paso más de avance en su propósito de vida, lo que es un buen augurio para su posible reelección presidencial.

Por estos días han ocurrido sucesos que guardan sincronía con el significado del Nodo Lunar Norte en Géminis, que como hemos indicado, activa un aprendizaje relacionado con la comunicación, con los medios y redes sociales.

A la par de la llegada del Nodo a Géminis, se ha avivado la polémica entre Trump y grandes cadenas comunicacionales, y un ejemplo de ello es el decreto firmado por el mandatario para impedir que una poderosa red social censure a sus usuarios.

Asimismo, un grupo de hackers que se hacen llamar “Anonymous”, han desatado una guerra comunicacional en la que ponen al descubierto supuestas “verdades” de ciertas personalidades, entre ellas Donald Trump.

Ante esto, los seguidores de Trump han respondido que se trata de ataques de las estructuras que conforman la cúpula de poder en EEUU, es decir, grandes medios e instituciones que forman el llamado “deep state” o “estado profundo”, que controla hilos del poder por debajo de cuerdas.

Esto es apenas un ejemplo de muchas otras cosas que a partir de ahora se activarán con el paso del Nodo Lunar Norte por Géminis, activando la misión de vida de Donald Trump, que en su caso particular se asocia al ejercicio del poder, pero con el añadido de un aprendizaje y propósito colectivos ligado a la comunicación, a la información, a las relaciones entre personas, instituciones y países, lo que también incluye a medios de transporte, comercio y libre tránsito por las calles.

Las próximas semanas viviremos momentos muy intensos relacionados con este aprendizaje colectivo, porque Mercurio, astro que rige a Géminis y que se relaciona precisamente con la comunicación, iniciará su movimiento retrógrado el próximo 18 de junio, y estará así hasta el 12 de julio.

Desde poco antes de ponerse retrógrado, mientras está estacionario, y luego en los primeros días de su retroceso, Mercurio estará rondando al Sol de Estados Unidos, en el signo de Cáncer, lo que sin duda marcará una fuerte influencia en este país, cuyo presidente es geminiano, con su misión de vida en este signo, y por tanto, bajo el predominio energético de Mercurio.

Justo en pleno apogeo de confrontación en redes sociales con temas relacionados con los medios de comunicación social, esta retrogradación mercurial será de gran impacto en EEUU, y además con una fuerte carga emocional, que se sentirá aún más en un país perteneciente al signo Cáncer, una franja zodiacal donde se mueven los arraigos, la idiosincrasia y los sentimientos nacionalistas.

Mercurio en retroceso también pasará por encima de Mercurio de la carta astral de Trump, que lo tiene en Cáncer, por lo que provocará en él una influencia que deberemos seguir de cerca, porque por una parte, este astro en su fase retrógrada genera enredos, confusiones, y decisiones que luego deben deshacerse o no ejecutarse, pero también marca posibles virajes y cambios de rumbo.

A la vez, por estos días, la conjunción entre Júpiter y Plutón en Capricornio estará haciendo oposición al punto medio entre Venus y Saturno de Donald Trump en Cáncer, generando en él posibles decisiones de gran magnitud y donde se debe ser radical y tajante.

Estas influencias astrológicas que vive en este momento Donald Trump, y que por la relevancia del personaje marca de alguna manera un efecto en el mundo entero, son apenas una pequeña parte de todo lo que narramos en nuestro libro “La era Trump”, editado por The Little French / Blue Dragoon Books, y que está a la venta en digital e impreso en Amazon, y librerías virtuales.



Ilustración de Portada: Pedro Enrique González

CONSULTAS DE ASTROLOGÍA

Carta Astral. Revolución Solar. Tránsitos. Carta Progresada. Sinastría. Contáctanos aquí: +58 414 8206763.




sábado, 30 de mayo de 2020

Eclipse Lunar abre paso al nuevo aprendizaje


El viernes 5 de junio, a las 3:14 de la tarde, hora de Venezuela (19:14 hora universal), se producirá un eclipse de Luna en Sagitario.

Los eclipses lunares sólo se producen cuando hay fase de Luna Llena, es decir, cuando el Sol se encuentra en el signo opuesto de donde está nuestro satélite (en este caso, Géminis), y por tanto, al estar enfrente la ilumina con más fuerza; pero cuando la Tierra se interpone, por breves instantes se oculta este brillo y se produce el eclipse.

Es importante la relación que existe entre el Sol y la Luna; esta relación es la que provoca las fases lunares. Asimismo, cada seis meses, esta relación Sol-Luna, provoca los eclipses; en ciertas lunas nuevas se producen los eclipses solares, y en ciertas lunas llenas, los eclipses lunares.

Los eclipses, tanto de Sol como de Luna, generalmente producen transformaciones en los seres humanos, no de manera instantánea, sino en un lapso de unos seis meses como máximo.

En lo que respecta a los eclipses lunares, como la Luna rige el subconsciente, nuestra psique recibe alteraciones que inducen a transformaciones internas; esto ocurre en el plano individual como también global, pues la Luna rige al “inconsciente colectivo”.

El eclipse de Luna provoca cambios de hábitos y genera nuevos comportamientos tanto en el plano individual como colectivo.

Cuando el eclipse lunar se produce en el eje de los signos Géminis y Sagitario, los procesos de transformación se centran en nuestros procesos mentales, expresión verbal, relaciones humanas, ideales y metas.

En el área de la geopolítica, puede provocar cambios o nuevos sucesos en materia de medios de comunicación social, relaciones internacionales, y tendencias ideológicas.

Este eclipse puede considerarse una señal de la entrada definitiva de los Nodos Lunares al eje de signos Géminis-Sagitario; el eclipse acompañará a los Nodos en su influencia durante los primeros seis meses de su recorrido por ambas franjas zodiacales, pero éstos extenderán esa influencia por un año más, es decir, un total de 18 meses.

Este eclipse ocurre en un momento en el que ya se ha empezado a sentir la influencia del Nodo Lunar Norte en Géminis, que marca un aprendizaje y una misión relacionada con la comunicación.

No parece casual que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump (por cierto geminiano) haya activado una querella contra una red social y haya firmado un decreto para prohibirle que censure información de sus usuarios, lo que ocurre en sincronía con la activación de los Nodos Lunares en el eje Géminis-Sagitario.

Precisamente Trump tiene el Nodo Norte en Géminis, es decir, que tiene una misión relacionada con los medios de comunicación, y tampoco es casual que esa misión se haya visto reflejada en su querella contra los grandes consorcios comunicacionales de su país, además de su incursión años atrás, en un medio televisivo con  su programa “El Aprendiz”. Su Nodo Lunar está además en su sector de proyección pública y liderazgo, y su activación este año le viene como anillo al dedo para sus deseos de ser reelecto presidente de EEUU.

El eclipse Lunar en Sagitario, en el plano político, puede generar un proceso de cambio y evolución en algunas corrientes ideológicas, y puede generar reestructuraciones en las diversas instituciones multilaterales que existen en el mundo, ya sea la ONU, la OEA, la OTAN, OMS, FMI, etc.

El hecho de que tanto la Luna eclipsada como el Sol, estén en exacta cuadratura con Marte desde Piscis (la cuadratura es un ángulo de mucha tensión y confrontación), indica un tiempo de mucho cuidado a nivel mundial, donde los enfrentamientos entre países pueden llegar a su clímax.

En lo personal, el eclipse lunar es excelente para profundizar en nuestro mundo interno, hacer una revisión de aquellas conductas que perjudican nuestro avance en la vida,  conocer y comprender nuestros miedos para vencerlos y producir un cambio de hábitos en el área de nuestra vida que así lo requiere.

Ilustración: Pedro Enrique González

CONSULTAS DE ASTROLOGÍA

Carta Astral. Revolución Solar. Tránsitos. Carta Progresada. Sinastría. Contáctanos aquí: +58 414 8206763. 


CURSO DE ASTROLOGÍA POR WHATSAPP

El pasado 13 de mayo iniciamos nuestro nuevo curso de astrología por WhatsApp. Todavía estás a tiempo de integrarte y ponerte al día. Esta es nuestra última semana de inscripciones. Escribe a nuestro whatsapp y pide la información para inscribirte: +58 4148206763.