viernes, 17 de julio de 2009

Astrología del amor…


Pedro González Silva

La reconocida astróloga estadounidense, Liz Green, en su libro “Relaciones humanas, un enfoque psicológico de la astrología”, dice que dentro de cada hombre hay una mujer y dentro de cada mujer hay un hombre, y esta verdad básica no es solamente biológica –puesto que todos contenemos dentro de nuestro propio cuerpo, en forma pasiva, vestigios hereditarios del sexo opuesto- sino también psíquica.

Green explica los aportes que al respecto hizo el reconocido psiquiatra Carl Jung, quien denominó anima (lado femenino que habita en el hombre) y animus (lado masculino que habita en la mujer) a estas imágenes transexuales inconscientes.

La astrología infiere idéntica interrelación de lo masculino y lo femenino en el interior del individuo, con la presencia de planetas masculinos y femeninos. En este sentido, el Sol y Marte son el arquetipo de la masculinidad, mientras que la Luna y Venus, lo son de la feminidad, por tanto, la combinación de estos planetas en una carta astral nos habla de las posibles relaciones del individuo con el sexo opuesto, su comportamiento sexual y su propia imagen personal, es decir, autoestima.

La mujer que llega a reconocer los atributos de su animus y de distinguir en él su conciencia masculina, puede empezar a trabajar en cooperación con el aspecto transexual inconsciente de su propia naturaleza y de este modo empezar a liberarse del hábito común de proyectarlo sobre un hombre de carne y hueso.

A su vez, el hombre que tiene comprensión de su anima, puede empezar a cooperar con ese aspecto femenino inconsciente que lleva en sí mismo, y al hacerlo será mucho más capaz de percibir la identidad de su compañera, y por ende, de permitirle a ella que sea quien es.

Esto, en líneas generales, significa que las dificultades que encontramos en la relación de pareja, son frecuentemente aspectos de nuestra personalidad que no aceptamos y que las proyectamos sobre nuestra media naranja, asignándole a ella toda la culpa de las dificultades; en la medida en que sepamos identificar nuestras características internas y conocernos, y fundamentalmente, aceptarnos, en esa medida mejorará la relación.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que extraño, no parece el estilo de Pedro González Silva, mas bien parece que otra persona interfiere para que no diga lo que queremos saber. Debo manifestar que estoy sorprendido, lamentablemente.

Profvenalum

Anónimo dijo...

Profesor que místico su mensaje de esta semana, simplemente, bello, muy bueno, como hasta ahora todos sus trabajos, a usted Gracias y Felicitaciones, me despido deseándole luz, vida y amor. Paz al mundo.

Pedro González Silva dijo...

bueeeno yo soy versátil, no me tengo que encasillar en un estilo único o solamente analizar la política, el amor también es importante, y como dice tito el bambino: el amor es una magia jaja

moon17lighting dijo...

JAJAJA
ESO SI ES VERSATILIDAD...LO FELICITO!!!


MAGA