jueves, 16 de agosto de 2007

Reforma Kármica


Pedro González Silva

El 15 de agosto, el presidente de Venezuela presentó su proyecto de Reforma Constitucional, y en ese día Venus retrógrado en Leo, en conjunción con Saturno en el mismo signo cerca del Sol y Mercurio, se conectaban de forma armónica con Plutón retrocediendo en Sagitario, y también con la Luna en Virgo, pero en desarmonía.

Esta configuración astrológica nos habla de un tiempo de decisión cargado de polémicas y resistencias, donde estarán en juego nuestra idiosincrasia, escala de valores, territorio y estructura jurídica. Al momento de iniciarse este anuncio de reforma, el ascendente en Piscis, el signo de nuestro karma, estaba en conjunción con el Nodo Norte, el punto de la misión de vida.

Hay un hecho que nos llamó mucho la atención y que creemos que de alguna forma guarda relación simbólica y cósmica: cuatro astros estaban en Leo, el signo de presidente Chávez, conectados con Plutón, el planeta de la transmutación, de la muerte y la resurrección, de las fuerzas telúricas.

Y resulta que en Perú hubo un poderoso terremoto, y este país es Leo, y aún más, su día nacional se celebra el 28 de julio, justo el mismo día del cumpleaños de Chávez, por lo que podríamos hacer la analogía y decir que según lo que refleja el cielo, lo que ocurrió de forma física a través de la naturaleza en Perú, eso mismo le ocurrió al Presidente en lo interno de su ser: se desató una fuerza telúrica, un terremoto.

Llama la atención esta vinculación (podría pensarse en casualidades, pero sabemos que en materia de karma y de destino, no hay casualidades, sino causalidades), entre los cambios constitucionales propuestos por el presidente Chávez, y las fuerzas de la naturaleza; recordemos que el día que se aprobó la actual carta magna, se produjo el deslave en el estado Vargas, las fuertes lluvias en todo el país, y ahora, ante el anuncio de la reforma, tiembla en una nación bolivariana, cuyo día nacional coincide con el cumpleaños del primer mandatario venezolano.

No queremos decir con esto que necesariamente la propuesta de cambios constitucionales se asocien a desgracias, sino más bien que los reacomodos de la naturaleza, los terremotos, el impacto que estos causan, puede tener analogías con lo que puede significar un “terremoto político”, el derrumbe de viejas estructuras o modelos, el cambio que esto puede significar incluso en la escala de valores del venezolano; sea lo que sea, es sin duda un hecho que trae karma, es decir, algo pendiente que era necesario confrontar, una misión, un aprendizaje, un encuentro con el destino.

2 comentarios:

Dalia dijo...

Hola Pedro, me preocupa mucho no tener claro si tenemos que calarnos más tiempo todavía a este señor en Miraflores.
Será que hay alguna manera en que decida entregar la presidencia cuando le corresponda. Su planteamiento en la nueva Constitución es una locura total. Es eternizarse en el poder, hasta cuándo será?

Anónimo dijo...

La verdad Pedro que no entiendo tus predicciones del Nº 7, por lo menos no las veo claras en cuanto dices que se se puede dar lo de la reforma constitucional y alargar el período de la presidencia, pero que a la ez se puede extender su mandato hasta el 2014, pero que también hasta el 2021; la verdad amigo me parece que debería hablar mas claro, porque los venezolanos queremos tener la certeza si el hombre se queda vitalicio hasta el 2021, o si se va, o salimos de él en el 2008, como se habla por otras predicciones del Código Secreto de la Biblia, o como tu dices de repente lo del 2010, pero luego dices del 2014 (asi se llaman unas residencias en valencia-Edo carabobo; 2014 ¿ o es de ellas que hablas?; ojalá).
Por favor explícanos a todos los venezolanos, así como a los extranjeros que necesitan saber que ocurrirá en nuestro país.
Necesito yo saberlo pronto y ver si mi vida toma otro rumbo fuera de este país que se lo llevo quien lo trajo amigo.

Gracias.
Dra. Josefina Cestari Luces