lunes, 9 de febrero de 2009

Enmienda: Los astros dicen “por ahora…”


Pedro González Silva

La configuración astrológica para este 15 de febrero, día del referendo sobre la enmienda constitucional, muestra aspectos de mucha tensión y contradictorios. La enmienda se produce con una confluencia de astros en Acuario, opuestos a Leo, signo del primer mandatario, que hace prever un sentimiento mayoritario en contra de la reelección indefinida.

Este stellium (grupo de planetas unidos en un mismo signo, en este caso, Acuario) está frente al signo solar del presidente Hugo Chávez. Eso en astrología se llama “oposición”, y como su nombre lo indica, se trata de una energía que se opone a los actos de quien la recibe, y necesita negociar, ceder, para poder avanzar en sus intenciones. De alguna forma, esto es lo que ha hecho Chávez, al “cambiar” de idea y aceptar que la reelección sea para todos los cargos, y esto ha hecho también, al aceptar que los grupos violentos como “La Piedrita” o la gente de Lina Ron, están actuando de forma indebida.

Entre esta serie de astros en Acuario, está Quirón, que indica algún tipo de frustración, especialmente con aliados y colaboradores del Presidente; está Júpiter, que es el de la popularidad, pero al tenerlo enfrente de su signo Leo, significa para Chávez que sus votos ya no dependen tanto de su arrastre, como de otros factores que pueden proporcionarle pactos o acuerdos, además de hablar de un contrapeso en el campo del poder; Mercurio llegará a Acuario un día antes del referendo y puede traer ciertas sorpresas en el comportamiento de la gente, y está Marte, incitando a la confrontación y a hechos abruptos e inesperados.

Pero asimismo, las posiciones planetarias nos hablan de otros factores que pueden provocar un resultado favorable a la enmienda: los actos provocados por Marte en cuadratura con la Luna en Escorpio, muestran una mezcla de temor y apatía por parte de aquellos que no ven con buenos ojos la propuesta presidencial, y por otra parte, una muy enorme presión sobre aquellos simpatizantes del oficialismo para que por ningún motivo dejen de votar, de tal forma que en las mismas filas del chavismo existe cierta intimidación. Junto a todo esto, está la utilización de todos los resortes del poder, jurídicos, políticos, económicos, que generan una sensación de desánimo por el lado opositor.

TRASTORNO BIPOLAR.- Una máxima astrológica es: “Todo lo que ocurre está escrito en el cielo, pero no todo lo que está escrito en el cielo, ocurre”. En el cielo está escrita una postura mayoritaria que no ve con buenos ojos la reelección indefinida, pero la manera como se está desarrollando el factor humano, las emociones especialmente, no dan garantías de que esa mayoría se vuelque a los centros de votación.

La Luna estará en Escorpio, y allí se coloca en posiciones extremas: apatía extrema, miedo extremo, desánimo extremo, pero también euforia extrema, desesperación extrema, optimismo extremo… Venezuela está en estos momentos como un enfermo de trastorno bipolar, y no sabemos hacia qué extremo se irá el día del referendo.

Saturno, que tiene que ver con las leyes, está retrógrado, y por tanto la legalidad se resquebraja o se inhibe. Urano, por su parte, se resiste al poder controlador, y Júpiter indica un tiempo de crisis para el orden establecido. Mercurio estuvo retrógrado en todo el período en que la campaña del chavismo fue más agresiva, y ahora con Mercurio directo, Chávez intenta cambiar el discurso y desligarse de la violencia; este astro cambiará de Capricornio a Acuario en vísperas del referéndum, y eso nos habla de un comportamiento electoral impredecible.

Una cruz cósmica planetaria provocará una presión extrema, y sea cual sea el resultado, no será sustentable en el tiempo. Será una cruz cósmica de signos mutables, que son signos cambiantes, flexibles, adaptables, que nos hablan de una transición, es decir, que lo que ocurra no será algo permanente, sino un “por ahora…”

Saturno en Virgo desde el cielo, ser opone a Urano en Piscis también en el cielo, indicando la lucha entre el estatus establecido y las fuerzas renovadoras, y estos dos astros conforman una cruz cósmica con Júpiter (en Géminis) y Saturno (en Sagitario) de la carta astral de Venezuela, indicando un punto de crisis de nuestro actual modelo político e institucional.

En conclusión, el comportamiento electoral para el 15 de febrero luce impredecible, cualquier cosa puede pasar, pero lo que sí podemos asegurar es lo siguiente: Si gana el “SI”, el presidente no podrá disfrutarlo, pues su ciclo acaba en el 2010; y si gana el “NO”, el presidente volverá a intentarlo sin éxito…

Todo indica que, con cualquier resultado, vamos rumbo a una Constituyente. En todo caso, el ciclo político de Hugo Chávez, se cierra el año que viene, año donde se activa la posibilidad del referéndum revocatorio, año en el que habrá unas muy importantes elecciones de Asamblea Nacional. El presidente está próximo a cerrar el ciclo de sus nodos lunares, su karma y misión de vida, el 2010 es determinante.

CURSO DE ASTROLOGÍA.- Están abiertas las inscripciones para nuestro Curso de Astrología y Ocultismo por Internet. Con este curso, usted recibirá semanalmente una lección en su correo electrónico, y contará con la asesoría de quien esto escribe, Pedro González Silva. Si desea información sobre nuestro curso, escriba a nuestro correo electrónico: starpetrvs@hotmail.com y con gusto le enviaremos el pensum y los requisitos para su inscripción.

1 comentario:

Marichell dijo...

hola amigo siempre leo tus publicaciones, me parecen muy interesantes.
cuidate mucho
un abrazo. Marichell